Cuando todo va al revés

Hay días que todo nos va bien. Hay días que son normales, como que no son ni bueno ni malos, simplemente días. Pero también hay unos días... pero unos días... Hoy por ejemplo... Nos levantamos con mi novia a las 10:30. Hemos dormido bien. Hemos decidido ir a un pueblo a unos 60km de Burgos. Se llama Orbaneja del Castillo. Es un pueblo antiguo, muy natural, con unas cascadas impresionantes. Pero la idea principal era que vayamos a la tienda artesanal que esta en este pueblo porque hace tiempo le compre a mi novia una jaula preciosa hecha a mano y le ha encantado, entonces quería ir y ver lo que venden. Bueno, pues cuando salimos hacía un sol de primavera en Burgos. Llegamos al pueblo y ya estaba nublado. Esto no era un problema grande. Quería hacer una fotos bonitas de la naturaleza y de las cascadas. Las hice. Fuimos a la tienda y BAM... estaba cerrada. Bueeeno, no pasa nada, ya volveremos otro día. Quería grabar un vídeo tutorial sobre como hacer fotos de cascadas y como influye la velocidad de disparo a la imagen... pues empezó a llover! Nos fuimos. Llegamos a casa cansados. Me eché la siesta con la idea de levantarme y grabar unos cuantos vídeos para YouTube porque tengo una lista super larga de vídeos que esta esperando la gente y durante la semana no me da tiempo, solo puedo aprovechar el sábado y el domingo. Bueno, pues me han salido mal los vídeos. Una hora perdida mas. Mientras hacía los vídeos me he equivocado y he borrado todas las fotos que había hecho durante el día de las cascadas, los ríos, etc... Ah, he mencionado que se me ha muerto el ordenador? ¿No? Pues si, esta totalmente muerto... RIP! Ahora uso el portátil de mi madre. Para escribir este post y para estar un ratito en twitter me vale, pero para editar los vídeos me tengo que tirar un buen rato debido a su procesador que va mas lento que el horno de la cocina de mi abuela en Bulgaria. Encima me siento mal, como que he cogido frío o algo. Dime tu amigo, ¿me puede pasar algo peor hoy? Seguro que si. Pero no voy a pensar en esto.

En días como este creo que lo mejor que puede hacer cada uno es seguir el ejemplo de Napoleón. Era algo como "Un paso atrás y dos adelante". O en este caso, simplemente dejar de intentarlo, respirar y rellenar el tiempo con otra cosa. Y si es posible que sea algo en lo que no es muy fácil fracasar! :D Como escribir una entrada en mi blog personal por ejemplo, hace mucho que no lo hago. Se puede hacer cualquier otra cosa... ver una peli tonta (por ejemplo Taxi o Ali G in da house...) siempre podemos encontrar una tontería para engañar el mal día y mañana intentar hacer lo que no hemos podido hoy.

Es raro verdad, aun en estos momento puedo ser optimista hasta un cierto punto.
Bueno, estoy cansado de fracasar tanto hoy, tengo sueño. Nos vemos en el siguiente post!

P.D. Si alguien tienen un ordenador, por casualidad portátil y con un procesador de al menos 2 núcleos, unos 4-6 GB de RAM, tarjeta gráfica de al menos 512MB y piensa tirarlo, que me llame. O que me pegue un toco, ya le llamo yo hombre que tampoco es pa tanto...



1 comentario:

  1. Mas de una vez he sentido esa impotencia de ver que un día que prometía ser bueno, va poco a poco minándote la moral, al principio lo conseguía pero aprendí a aceptarlo como un mal menor. Ahora cuando me ocurre me digo; hoy no es un día para llevar iniciativas, me relajo, y hago cosas que dependan de mi exclusivamente como leer. En cambio días que en principio no parecen tan buenos acaban en éxito rotundo misterios

    ResponderEliminar